EL SOLDADO Y LA NIÑA, Jordi Sierra i Fabra

Jordi Sierra ha escrito un libro sencillo y pacifista. Muy adecuado para que los más jóvenes reflexionen sobre la crueldad de las guerras, su inutilidad y las manipulaciones económicas y de poder que hay detrás de cada una. Las ilustraciones de Mabel Piérola son directas: oscilan entre la tristeza, la muerte y el dolor de los campos de batalla frente al formalismo y la indiferencia de los teóricos y políticos que justifican esas actuaciones. En prácticamente todas las páginas hay simbólicamente rastros de un rojo intenso de sangre.
La historia es sencilla: a un soldado a punto de alcanzarle una bala se le aparece una niña (símbolo de la muerte) que le enseña la "otra cara" de las contiendas: la que se juega en sitios cómodos y en despachos de los poderosos. También le demuestra que en el lado del "enemigo" los sentimientos de los soldados son los mismos y que las víctimas son todos, independientemente del lugar en que se esté en la contienda ("El soldado enemigo tenía tanto miedo como él" pág. 18).
Tras ese primer encuentro fallido con la muerte, su vida cambia.

0 comentarios:

Blog
DesordenadasLecturas
de
Beatriz González López
gonlobea@gmail.com

Bruk


Buruktawit

Buscador

Entradas antiguas

Seguidores

Traductor