EL CLUB DE LOS PIRÓMANOS PARA INCENDIAR CASAS DE ESCRITORES, Brock Clarke

El desenlace de la obra: totalmente inesperado.

Brock Clarke ha escrito un libro ameno, divertido, disparatado en muchas páginas y tan desconcertante como su título.

El protagonista, Sam, me ha sorprendido por su comportamiento imprevisible, por sus silencios, por la relación con su mujer e hijos, por sus decisiones... Es un hombre al que le cambia la vida de repente, como consecuencia de un acto ya casi olvidado de su pasado (fortuitamente había incendiado la casa de Emily Dickinson y, con ella, terminaría con la vida de una pareja que se encontraba dentro). El reencuentro con sus padres, de los que se había alejado durante mucho tiempo, origina una sucesión de confesiones, remueve su pasado y también sorprende continuamente al lector con nuevos datos y aparición de personajes.

La ironía que destilan muchas páginas y la misteriosa historia en la que se ve envuelto el protagonista (aparecen incendiadas casas de varios escritores) hacen que la lectura sea muy ágil.

0 comentarios:

Blog
DesordenadasLecturas
de
Beatriz González López
gonlobea@gmail.com

Bruk


Buruktawit

Buscador

Entradas antiguas

Seguidores

Traductor