OTELO, W. SHAKESPEARE

Recordaba de hace años esta obra por lo que simbolizaba: la fuerza destructiva de los celos. Pero, en esta nueva lectura, me han atrapado la intensidad del argumento y de las personalidades encontradas que en ella hallamos.
La maldad de Yago, su ira, su venganza y ansias de poder... La ceguera de Otelo, que se deja arrastrar por la ira y los celos que le han atrapado obsesivamente; el desconcierto de Desdémona y su sumisión...
Una tragedia de un clásico que me ha gustado releer.

1 comentarios:

Shorby dijo...

Siempre gusta releer a Shakespeare! =)

Besotes

Blog
DesordenadasLecturas
de
Beatriz González López
gonlobea@gmail.com

Bruk


Buruktawit

Buscador

Entradas antiguas

Seguidores

Traductor