EL AÑO QUE DURÓ DOS SEGUNDOS. RACHEL JOYCE

Un hecho aparentemente irrelevante: el comentario de dos chicos de que en ese año de 1972 se ajustarán 2 segundos en los relojes obsesiona a uno de los jóvenes, Byron, justo en un momento en que su madre lo lleva en un estupendo Jaguar a una prestigiosa escuela privada. La madre atropella a una niña que va en una bicicleta pero no se da cuenta y se marcha. El chico no puede descansar hasta que tiempo después advierte a la madre sobre el accidente, al que vincula con ese reajuste del tiempo. 
El hecho provoca una cadena de consecuencias imprevisibles en todos ellos. La vida familiar (dominada por la perpetua ausencia del padre y el absoluto control que ejerce sobre la madre), el ansia de aparentar, la implicación de la madre con la familia de la niña atropellada, la especial sensibilidad del niño... convierten esa parte de la historia en un texto agridulce y sorprendente. 
Por otro lado, la historia de Jim, un joven especial, con muchos problemas, manías, comportamientos extraños... completan otra parte interesantísima de la historia, que se entreteje hacia el final con la anterior.
Un libro tierno, triste pero también esperanzador.

0 comentarios:

Blog
DesordenadasLecturas
de
Beatriz González López
gonlobea@gmail.com

Bruk


Buruktawit

Buscador

Entradas antiguas

Seguidores

Traductor