ROJO O POR QUÉ EL BULLYING NO ES DIVERTIDO. JAN DE KINDER

La niña que se fija en que un niño se enrojece por cualquier cosa provoca con sus comentarios que el resto de los compañeros se burlen continuamente. El silencio y el aislamiento progresivo del niño hace que la responsable inicial de dicha circunstancia se dé cuenta de que no tiene nada de divertida esta situación. Por eso, el miedo inicial de la niña se transforma en valentía y en canto a la amistad.

0 comentarios:

Blog
DesordenadasLecturas
de
Beatriz González López
gonlobea@gmail.com

Bruk


Buruktawit

Buscador

Entradas antiguas

Seguidores

Traductor