REGRESO A CASA. AKIRO MIYAKOSHI

Sencillo y  tierno modo de referirse al descanso nocturno y alos diferentes modos de vida de los habitantes de una gran ciudad. La protagonista es unaconejilla que vuelve a casa, dormida, en brazos de su madre. Llega la noche y las calles se ven de otro modo, las ventanas descubren luces que reflejan la intimidad del hogar. La vuelta en brazos redndidos por el cansancio evoca recuerdos de la infancia en los que son los mayores los que arropan a los que ya no pueden aguantar más y se duermen. Muy tierno y evocador.

0 comentarios:

Blog
DesordenadasLecturas
de
Beatriz González López
gonlobea@gmail.com

Buscador

Entradas antiguas

Seguidores

Traductor

Páginas vistas en total

Bruk