EL OCUPANTE. SARAH WATERS

Me ha enganchado totalmente esta novela, editada en Anagrama, de Sarah Waters; me ha recordado en muchos aspectos a las magistrales Otra vuelta de tuerca (H. James) y a Rebeca (de Daphne de Maurier) por la continua sensación desasosegante que crea y la compleja psicología de los personajes. El ambiente opaco y opresivo de una casa que parece tan decrépita que se va derrumbando ante nuestros ojos ocupa todas las páginas.
En una mansión que no conoce ya los buenos tiempos de antaño habitan una madre y sus dos hijos, ya mayores. Son personajes aislados, solitarios... cuya vida discurre en un caserón apartado. La llegada a la casa de un médico (el doctor Faraday) que casualmente recordaba la magnificencia de la mansión de antaño (su madre había trabajado allí de sirvienta) hace que vayan cambiando las cosas en la familia puesto que sus continuas visitas trae un "soplo de aire fresco" a esas vidas, acosadas por problemas económicos y de salud del hombre de la casa.
Ruidos extraños, dibujos inexplicables, terror y miedo que a veces nos hacen pensar en lo sobrenatural o lo inexplicable se acompañan de un giro importante de los acontecimientos (que no voy a desvelar para no romper gran parte del encanto de la novela) que convierten a  la obra en un texto con giros psicológicos importantes en el comportamiento de los personajes. El ocupante logra que mantengamos el interés hasta el final. Me ha sorprendido gratamente.


0 comentarios:

Blog
DesordenadasLecturas
de
Beatriz González López
gonlobea@gmail.com

Buscador

Entradas antiguas

Seguidores

Traductor

Páginas vistas en total

Buruktawit

Bruk