EL NIÑO QUE SABÍA HABLAR EL IDIOMA DE LOS PERROS. JOANNA GRUDA

A veces la vida real puede superar a cualquier ficción... es lo que pensé a medida que leía esta intensa novela (escrita por Joanna Gruda) que recrea la vida del padre de la autora desde su nacimiento a la adolescencia.
El niño que sabía... está narrada desde el punto de vista de un niño, Julek, que pasa por diferentes hogares, orfanatos, situaciones y dificultades continuas pero nunca pierde la capacidad de intentar ser feliz. Su nacimiento en el Moscú soviético en 1929, hijo de unos padres activistas comunistas polacos, marca toda su existencia de continua huida y cambio de familias, amistades, ambientes...
La mirada de perplejidad del niño cuando va descubriendo aspectos ocultos de su familia se mezcla con un humor y frescura que lo hacen aprender a adaptarse a duras y cambiantes circunstancias. 
La situación política de los distintos países de Europa, que el protagonista recorre en plena Segunda Guerra mundial, es el tema de fondo de toda la obra; pero al unirse a anécdotas y al optimista modo de ver la vida del joven podemos decir que hay un continuo contrapunto entre la crudeza de algunos acontecimientos narrados y la ternura. Todo ello convierte la historia en apasionante.
El título me había creado unas expectativas que luego no se han cumplido pero la novela me ha encantado. 

0 comentarios:

Blog
DesordenadasLecturas
de
Beatriz González López
gonlobea@gmail.com

Bruk


Buruktawit

Buscador

Entradas antiguas

Seguidores

Traductor