TIERRA DE CAMPOS. DAVID TRUEBA

Me gusta como escribe David Trueba: es directo, preciso, incisivo. Sus historias tienen un halo de cercanía, credibilidad, sinceridad de sentimientos... en muchas páginas que nos llevan a despertar emociones con las que podemos identificarnos.
En este caso, el protagonista de la historia vuelve al pueblo de su infancia (tras haber alcanzado cierto renombre en el mundo de la música) y emprende ese viaje en un coche fúnebre, con las cenizas de su padre.
De un modo muy intimista se apela al recuerdo de la infancia, las primeras experiencias sexuales, el poder de la amistad, la llegada del amor, la convivencia y la pérdida, la formación de una familia...
La música sobrevuela todas las páginas de la memoria. 
El viaje con un cadáver en un coche fúnebre le da a la historia un toque humorístico y de ironía que le otorga al texto originalidad.
Soledad, melancolía y recuerdos son pilares básicos de esta historia.
En Anagrama. Del mismo autor he comentado en DesordenadasLecturas Saber perder.

0 comentarios:

Blog
DesordenadasLecturas
de
Beatriz González López
gonlobea@gmail.com

Buscador

Entradas antiguas

Seguidores

Traductor

Páginas vistas en total

Buruktawit

Bruk