EL VERANO EN QUE MI MADRE TUVO LOS OJOS VERDES. TATIANA TIBULEAC

Hacía tiempo que quería leer este libro de Tatiana Tibuleac, editado en Impedimenta.
Fue uno de los recomendados en el reto Serendipia Recomienda 2020  (por Laky, en "Libros que hay que leer") por lo que ha sido uno de los tres que he seleccionado.
Es una novela impactante, de esas que a mí tanto me gustan, de las que no pueden dejar indiferente a nadie.
Un libro en el que se apuesta por la reconciliación, el perdón, la reconstrucción de las difíciles relaciones humanas que, en algún momento, podrían parecer irreconstruibles.
Alesky, el protagonista, arranca con esta sorprendente confesión:
"Aquella mañana en que la odiaba más que nunca, mi madre cumplía teinta y nueve años. Era bajita y gorda, tonta y fea. Era la madre más inútil que haya existido jamás" (pág 7)

En toda la obra se apela a los recuerdos, al pasado contradictorio en sentimientos, a los vaivenes del amor/desamor filial. Se entretejen magistralmente fragmentos dispersos de una historia dura, tremendamente dolorosa; una historia que versa sobre las relaciones familiares, los abandonos, las equivocaciones, el desgarro emocional... pero también que ofrece una clara tabla salvadora: la escritura es para el narrador (desde el desequilibrio del que parte y su búsqueda individual) un intento de ordenar y resolver un trauma, que es a la vez un poético encuentro con la posibilidad de reparar daños y perdonar.
Miedos, desnudez de emociones, soledad... son algunos aspectos que de un modo muy intenso remueven sentimientos de una intensidad al límite.
Extraordinaria novela.

0 comentarios:

Blog
DesordenadasLecturas
de
Beatriz González López
gonlobea@gmail.com

Buscador

Entradas antiguas

Seguidores

Traductor

Páginas vistas en total

Buruktawit

Bruk