PEDRO Y SU ROBLE, C. LEVERT

Premio Nacional de Ilustración 1979.
Un libro sencillo, tierno, que me ha hecho pensar especialmente en el modo singular que tienen los niños de asimilar con naturalidad los cambios.
La preocupación de Pedro (tras haber pasado ratos muy muy agradables en su roble) es que los árboles van perdiendo hojas; de ahí sus desvelos por saber qué les pasa...
Una entrañable historia.

0 comentarios:

Blog
DesordenadasLecturas
de
Beatriz González López
gonlobea@gmail.com

Bruk


Buruktawit

Buscador

Entradas antiguas

Seguidores

Traductor