LA VOZ DE LOS ÁRBOLES. TRACY CHEVALIER

Agridulce, tierno, triste, esperanzador... son algunos de los adjetivos que me vienen a la mente tras terminar este libro (editado en Duomo Nefelibata) de Tracy Chevalier, autora a la que conocía por La joven de la perla.
La dura vida del matrimonio Goodenough y sus hijos en el Pantano Negro está llena de disputas entre la pareja, detalles del cuidado de unos árboles que son el modo de subsistencia de la familia, relaciones con los vecinos y entre la familia...
Las borracheras de Sadie (la mujer), la violencia del marido, el comportamiento de unos hijos de los que sobresale (avanzada la novela) la atención dedicada a uno de ellos, Robert, que se ha marchado del hogar tras vivir una tragedia familiar, son posiblemente algunos de los aspectos reseñables de la obra.
El joven Robert casualmente conocerá a un vendedor de semillas (que nos recuerda a un personaje de la primera parte de la obra, que también se relacionaba con los padres por este motivo) que lo empleará y lo hará recordar y revivir su antiguo amor por los árboles cuando tiempo atrás vivía con la familia.
Es un libro intenso, de saltos en las vidas de los personajes al igual que en la narración, un texto de encuentros inesperados, azares... en el que el simbolismo del viaje que ha emprendido el joven acompaña su crecimiento como persona, a la par que le hace revivir el pasado. El simbolismo de los árboles y la fruta, que parece que incluso percibimos con sus olores y sabores en el paladar, y las bellas descripciones de la naturaleza y el paisaje natural son aspectos que me han gustado mucho en La voz de los árboles. Además, de fondo, siempre encontramos el sueño, difícil de alcanzar de lograr una vida mejor.

0 comentarios:

Blog
DesordenadasLecturas
de
Beatriz González López
gonlobea@gmail.com

Buscador

Entradas antiguas

Seguidores

Traductor

Páginas vistas en total

Bruk