CAÍN, de José Saramago

Aunque Saramago es uno de mis escritores favoritos y literalmente me apasionan sus escritos, ante éste tomé una postura cauta (ya cuando se anunció que iba a ser publicado) y no lo compré tras la decepción que para mí supuso El viaje del elefante. Me prestaron Caín y debo confesar que me ha gustado; lo incluiré en mi "lista de compras".
El recorrido irónico por diferentes pasajes bíblicos, los encuentros con un dios desapasionado, frío, cruel e indiferente..., personajes como Adán y Eva, Job, Abel, Job y ese Caín condenado a vagar por la tierra me ha hecho recordar mucho la lectura de El evangelio según Jesucristo que, en su momento, también me había sugerido un modo apasionante de introducir interrogantes permanentes sobre "cuestiones divinas" tan establecidas y no puestas en duda ni en juego...
Es muy acertado este comentario-resumen de la obra publicado en elPaís.com así como extremadamente reveladora la propia declaración de Saramago, cuyas palabras siempre me hacen pensar en las incertidumbres y en la sabiduría.

0 comentarios:

Blog
DesordenadasLecturas
de
Beatriz González López
gonlobea@gmail.com

Bruk


Buruktawit

Buscador

Entradas antiguas

Seguidores

Traductor