LA PUERTA, Magda Szabó

Cuando hace unos días leí La huella del Ángel comenté que pensaba tardaría en encontrar una novela que me gustase tanto... No ha sido así, gracias a que una buena amiga me ha dado "la orden" de que leyese ésta de Magda Szabó para poner algo de orden en mis desordenadaslecturas. Y, casualmente, sin que ella lo supiese, eso que sólo hace el azar con las lecturas, tienen algo en común las dos protagonistas de esas novelas tan distintas.
El libro me ha fascinado, impactado, hipnotizado, atrapado...
Tras esa hermética puerta, símbolo que reaparece en todo el libro, vislumbramos el carácter de la vieja (gran protagonista de esta historia). Llegamos a conocer a la increíble Emerenc y su relación con la señora a la que sirve. Dos mujeres que se relacionan durante muchos años, que son difíciles de calificar o encasillar (especialmente la mujer mayor, que con su energía y fuerza arrolladoras influye tan poderosamente en todos los que la rodean). Es un libro que me ha creado reacciones contradictorias, que formula afirmaciones que he anotado y anotado y que llenaré con marcas en muchas páginas cuando compre el libro.
Reseñaré unas líneas que, pienso, sintetizan algo del carácter de estas mujeres: (la narración en 1ª persona corresponde a la joven, escritora, que describe a la que es su sirvienta, Emeric):

"Mientras se alejaba, me quedé mirando su figura y meditando: siendo como éramos tan diferentes, seguía sin entender por qué me quería tanto. Como escritora joven y lectora asidua que era en esa época, conocía bien la literatura griega. Sus temas principales, los afectos, la pasión y la muerte transitan por sus páginas con las manos entrelazadas y, llegado el momento, amenazan con la misma hacha asesina. Debido a mi falta de experiencia, y desprovista aún de la capacidad necesaria para el análisis de la naturaleza imprevisible, indomable y en ocasiones brutal, de los sentimientos humanos, no podía entender la dimensión irracional de la pasión de esa mujer". (Pág. 140)

Y exactamente esa mujer es así: impredecible, generosa, irracional y mágica... Y ella, la escritora, quizás una aprendiz de la complejidad de la existencia
Del carácter de la escritora resaltaré sus continuos remordimientos, agradecimiento, desconcierto y misterio hacia esa mujer con la que la vida la ha cruzado.
Con un sueño sobre una puerta comienza la historia y también acaba. Una puerta omnipresente preside esta historia

Difícilmente sintetizable. Hay que leerlo.

0 comentarios:

Blog
DesordenadasLecturas
de
Beatriz González López
gonlobea@gmail.com

Bruk


Buruktawit

Buscador

Entradas antiguas

Seguidores

Traductor